30 de junio de 2014

Gazpacho de melocotón


Igual que el gazpacho de cereza que publiqué hace nada, este de melocotón está buenísimo, incluso mejor que el anterior.

Las fotos las hice deprisa y corriendo para poder ir a cenar con mis padres y por eso son un poco cutres, pero que no engañen, está de muerte! 


Próximo proyecto que mi madre me pide: gazpacho de fresones.
– Mamá, estamos en julio, ya se acaba la temporada de fresas, no las venden en la frutería...  
Da Igual, está muy bueno (su respuesta, que supongo que justifica toda posibilidad de hacer un gazpacho de fresones cuando no es temporada y cuando apenas hay fruterías con fresones)


Inspiración: http://www.directoalpaladar.com/recetas-de-sopas-y-cremas/gazpacho-de-melocoton-receta

Ingredientes (para 4 raciones):
600 gr tomate maduro (entre 6-8 unidades)
400 gr de melocotón de viña (unas 4 unidades medianas)
35 ml. vinagre de jerez
90 ml. AOVE
50 gr pimiento verde
60 gr. pepino
150 ml. agua fría
Orejones y picatostes para decorar

Preparación:
*Como el anterior, está considerablemente mejor si se hace con algunas horas de antelación.

Cortar y despepitar los tomates, pelar y cortar los melocotones.

Triturar todos los ingredientes con la batidora o el procesador, corregir de espesor (añadiendo agua o miga de pan al gusto, sin pasarse), corregir de sal y reservar en la nevera hasta servir.

Decorarlo con un chorrito de aceite de oliva, orejones a trozos y un par de albahaca fresca. Y a disfrutar^^


¡¡¡¡Tengo un notición!!!! Me he comprado una KITCHENAID y estoy tan tan tan contenta!!


Llevaba un montón de tiempo pensando si debería gastarme el dinero o no, que si le sacaría partido y que si de verdad valía la pena.
Hoy me ha llegado a casa y estoy más que segura de que no ha sido en vano, le digo adiós a buena parte de mis ahorros pero doy la bienvenida a mil y una experiencias, recetas y cosas nuevas que aprenderé.

Estaba tan emocionada que hasta le he agradecido 34598735 veces el paquete al repartidor, toda roja y con ganas de llorar. 

La he comprado a través de internet en la tienda online de María Lunarillos (que una amiga me recomendó), y tengo que decir que estoy muy contenta con su trato y su profesionalidad.
Justo el día que me decidí a comprarla lanzaron una oferta de descuento del 10% en todos los artículos de su tienda, y aunque había estado consultando otras tiendas bien reputadas online, el descuento pudo conmigo jajaja.

En el espacio de una hora que estuve para decidir cual, comprarla, pagarla y hacer las transacciones, se agotaron la verde manzana (la que yo quería) y luego la naranja, así que imagino que he tenido suerte en poder quedarme al final con la amarilla. Al fin y al cabo, es solo un color.

Y encima el pack viene con set de 5 gadgets culinarios y un 5% de descuento en mi próxima compra en su tienda:)

Hoy he caído en que llevo más de 1000 € gastados invertidos en cosas para cocinar. Me compré la cámara réflex con mis ahorros hace más de un año, y ahora cae este armatoste y fantástico ayudante de cocina. 

Y eso sin contar moldes, ingredientes, utensilios y energía gastada invertida para tirar adelante éste blog, descubrir cada día y conocer a personas, bloggeros/as y cocineros/as de los que aprender sin límite!

Esto es todo, muchas gracias por estar ahí y besitos mil!



29 de junio de 2014

Gazpacho de cereza


Se están poniendo muy de moda por la red los gazpachos con frutas o con algunas variantes para hacerlos diferentes, así que me he ido inspirando a través de algunos blogs, páginas y libros y tengo varias ideas pensadas.

El gazpacho es ideal para estos días calurosos como un entrante ligero y súper súper ultra sano!
La cereza le da un toque dulce y diferente para cambiar un poco la clásica sopa fría de tomate.

 Inspiración: La ventana, Martín Berasategui

Ingredientes:
  • 600 gr tomate maduro
  • 400 gr de cereza
  • 25 gr cebolla tierna
  • 10 gr pimiento verde
  • 80 gr de miga pan
  • 1 diente ajo pequeño sin peduncle
  • 10 ml jerez
  • 30 ml de AOVE
  • 180 ml agua
  • Sal

Para decorar: AOVE, pipas, melón, cerezas y albahaca.

Preparación:
*Si se hace con algunas horas de antelación el resultado a la hora de tomarlo es mucho mejor

Limpiar y cortar el tomate quitando las semillas, limpiar y deshuesar las cerezas.

Quitarle el nervio central al ajo. Triturar con un procesador o una batidora todos los ingredientes, echando el agua poco a poco.

Rectificar de sal al último momento y agregar más agua si fuera necesario.
Si no os gustan los trozos, podéis colarlo.

Decorarlo con Aceite de Oliva, Pipas de girasol, unos taquitos de melón, cerezas partidas y albahaca fresca!

Riquísimo^^


Besitos mil

26 de junio de 2014

Quiche Lorraine


El otro día en la uni nos dieron a probar una chuche china muy curiosa... Lenguas de oca!! 

Parece un poco asqueroso pero la verdad es que era muy curioso, a todos nos daba reparo morder, hubo quien ni lo probó y los que lo hicimos poníamos cara de asco al abrir la boca. Si no nos llegan a decir lo que es, lo comes sin pensarlo, pero sabiéndolo... un poco difícil! 

Realmente tenía textura de chuche, un poco más dura, obviamente con forma de lengua (un poco más delgada por un extremo y más gruesa por el orto), y de tacto carnoso, color entre carne y rosado y un gusto bastante fuerte, ligeramente picante y con gusto marinado.

Esta es una de las cosas que más me gusta de estudiar cocina, descubres un mundo nuevo, no dejas de probar y aprender mil y una cosas y sabores muy interesantes. Todo esto venía a raíz de que estabamos estudiando el foie y el paté, los distintos tipos, como se obtienen, la cría de las ocas y los patos, y la profesora aprovecho para darnos esto... Pero es lo mejor de la cocina, saber abrir la mente y entender otras culturas, aprender a probarlo todo!

En fin, que me imagino a los niños chinos yendo a la chuchería - 'a mi ponme dos lenguas de oca, un par de ojos de ratón y 150 gr. de uñas de ciempiés...'

Ahora por fin que se ha acabado el primer año, tengo un poco más de tiempo para hacer las cosas que me gustan, a pesar de las prácticas obligatorias de verano. Tenia ganas ya de descansar...

Esta receta la aprendí hará varios años durante una estancia en una familia en Irlanda. Era uno de los platos que preparaba Angie (la madre) que más me gustaban. 
Siempre la ayudaba a cocinar para todos y acabé por apuntarme la mayoría de las recetas que hacíamos.

Al volver la archivé y así quedo, entre algunas otras pendientes que como siempre se van acumulando. 

De vez en cuando la veía y me acordaba melancólica de mis meses en Irlanda, y de cómo echo de menos a mis ‘falsas hermanas’ y mis ‘falsos padres’ de habla inglesa.


Al final la he hecho porque para francés tuve que hacer un Trabajo sobre la región de Lorena (Lorraine, al Norte de Francia, tocando a Alemania) en el que tenía que explicar un poco su tradición y cultura gastronómica… Y que plato más representativo de esa zona que la QUICHE LORRAINE?!

Rescaté la hoja de mis archivos de recetas milenarias y aquí está.


Ingredientes:
  • Una lámina de masa quebrada
  • 1 cebolla picada fina
  • 2 huevos y 2 yemas 
  • 150 gr de bacon ahumado a tacos
  • 250 ml. de crema de leche espesa*
  • 50 gr. de queso mozzarella o emmental
  • 50 gr. de queso cheddar o gruyere
  • Sal y pimienta
*Puede sustituirse la mitad de la crema por leche, entonces los huevos serían los 4 enteros y no solo 2 y 2 yemas. 

Preparación:
Precalentar el horno a 190ºC.

Estirar la masa quebrada sobre un molde engrasado, pincharla con un tenedor y cocerla cubierta con papel vegetal y legumbres secas para evitar que suba. Cocer durante 15-20 minutos.

Sofreír la cebolla picada, añadir el bacon y colocarlos sobre la masa quebrada.

Batir los huevos y las yemas, la crema de leche y los quesos rallados y salpimentarlo. Verterlo sobre la masa y espolvorear con un poco más de queso.

Cocerla 30 minutos y servirla caliente. 

Como esta hay mil variedades de recetas de Quiche Lorraine más. 
El queso que se use es bastante indiferente, de todas las veces que la hago siempre uso el que tengo a mano y simplemente le aporta un toque final distinto. 
Cada receta le hecha más o menos huevos o yemas y lo mismo ocurre con la nata y la leche, hay cuales llevan solo la primera y otras que usan las dos. 
Lo que está claro es que todas llevan bacon y cebolla y esta base es lo que la hace diferenciable. 

Seguro que también tenéis la vuestra y es distinta! Un abrazo bloggeros^^

18 de junio de 2014

Ensalada de pimientos rojos


Hice esta ensalada el otro día por la tarde para cenar algo ligero con mis padres y estaba riquísima.
Es curioso como algo tan simple y tan fácil puede estar tan bueno.

Ensalada de solo pimiento, un poco de pan tostado y tienes una cena redonda; culminada con un smothie o un batido de frutas y ya es perfecto.

Con esta receta también participo al reto de Rosilet de Suggr and Some Salt.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 pimientos rojos firmes
  • 1 diente de ajo
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 150 gr. de tomate maduro (dos pequeños)
  • 1 cdas. de perejil fresco picado
  • 1 cda. de vinagre de jerez
  • Sal y pimienta
  • 1 cda. de semillas de sésamo


Preparación:

Lavar y cortar los pimientos a tiras gruesas. Picar el ajo muy pequeño.
Freírlo en una sartén con el aceite durante 5 minutos. 

Agregar los tomates a fuego mas fuerte, seguir friendo y luego un chorrito de agua a fuego fuerte y tapar la sartén. Rehogar durante 15 minutos, añadiendo más agua si fuera necesario. 

Añadir el perejil picado y seguir rehogando unos minutos. Quitar el pimiento con una espumadera, salpimentarlo y añadir a la sartén el vinagre de jerez. Cocerlo un par de minutos y rociar los pimientos. 

Dejarlos enfriar o meterlos en la nevera y servirlos fresquitos.

DE LUJO!

17 de junio de 2014

Tabulé - Tabbuleh


Esta ensalada es un plato tradicional y popular sirio y  libanés, hecho con trigo bulgur y perejil y menta aliñado con aceite y zumo de limón, por lo que os podéis imaginar que el resultado es muy fresco y aromático a causa de las hierbas y el cítrico.

Allí le ponen más perejil que trigo aunque aquí la hemos adaptado más a nuestro gusto, no tan potente en especias y aromáticos, siendo la misma base.
A mí me encanta, sobretodo para verano. Es un plato ideal para acompañar unas brochetas de pavo o de pollo. Es muy refrescante y ligero.


Se suele hacer con bulgur (trigo partido), que se comercializa con ese nombre en el Libano y con Sémola de trigo en Marruecos, dos alimentos completos, con hidratos buenos y bajos en grasa. La receta la aprendí a hacer en la escuela de cocina aunque la he adaptado.

Me ha entrado la inspiración para participar al reto que proponen Rosilet de 'Pon una ensalada en tu verano', del su genialísimo blog: Suggr and some salt.


Ingredientes:
  • 115 gr. de trigo bulgur, sémola de trigo o cous-cous*
  • Zumo de 1 limón grande
  • 60 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 30 gr. de perejil (un manojo grande) - solo la hoja - 
  • 20 gr. de menta (otro manojo) - solo la hoja - 
  • 2 cebollas tiernas
  • 2 tomates grandes no muy maduros
  • 1 cogollo de lechuga
  • 80 gr. de pasas
  • Sal y pimienta negra
*El bulgur se encuentra mayormente en herbolarios, tiendas de dietética y tiendas de productos ecológicos. 

Preparación:
Preparar el bulgur tal y como indica el paquete (suele dejarse en remojo con agua fría durante 15 minutos hasta que absorba el agua), y el cous-cous suele dejarse reposar en agua llevada a ebullición y apartada del fuego. 

Picar las cebollas tiernas finas, cortar el tomate sin semillas a dados pequeños y poner las pasas en remojo. 
Picar el perejil y la menta lo más fino posible, exprimir el zumo de limón.

Mezclar el trigo bien escurrido con las hierbas aromáticas, el aceite, el zumo de limón, la sal y la pimienta. Añadir el tomate, las pasas y la cebolla y volverlo a mezclar. Corregir de sabor.
Colocar las hojas de cogollo limpias en la base y la ensalada sobre ellas.
Acompañarlo con algo de pollo o pavo a la plancha y ya veréis qué os digo:) Además es un plato ideal para llevar en tupper, yo me lo llevo mañana a las prácticas;)

16 de junio de 2014

Aros de cebolla ligeros (al horno)


Como ya estoy un poco cansada de las patatas para acompañar cualquier segundo, seme ocurrió aligerar este típico fritanga Americano.

A veces mola disfrutar con esos aros fritos de los establecimientos de comida rápida tan gordos que parecen calamares a la romana y que llevan más bien poco de cebolla, pero siendo sinceros, sientas pesados, son insanos por donde se miren y sienten tan pesado como si comieras piedras.
Así que aunque quitar rebozado va en detrimento del sabor, lo prefiero mil veces así que con esa acumulación de grasa y aceite. 


Son fáciles y rápidos de hacer y quedan muy buenos. Los primeros mordiscos se hacen un poco raros pero en cuanto empiezas no puedes parar, están riquísimos^^ Si los acompañas con ketchup, mostaza, mayonesa o cualquier otra salsa casera, están todavía mejores!

Ingredientes:
  • 1 cebolla mediana
  • 4 cdas. cargadas de harina de trigo
  • 3 cdas. de queso parmesano (se puede usar parmesano vegano)
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 cda. de vinagre de manzana o de zumo de limón
  • 1 vaso de pan rallado
  • 1 cda. de aceite de oliva
  • Perejil
  • Pimentón picante (puede usarse dulce)
  • Sal y pimienta
Preparación:
Precalentar el horno a 210ºC.

Se preparan dos mezclas en dos boles diferentes:

En uno se mezcla la harina, el queso parmesano, la leche, el vinagre o zumo de limón, la sal y la pimienta. Debe quedar una pasta espesa como un puré, que pueda impregnar los aritos.

En el otro se mezcla el pan rallado, aceite de oliva, el perejil, una pizca de sal y el pimentón. Se tritura con un tenedor para que el aceite empape todas las migas.

Se corta la cebolla a rodajas de menos de 1 cm y con cuidado se van separando los aros de las capas. Se pasan primero por la pasta de harina, se escurren ligeramente y se pasa por el pan rallado.

Se colocan sobre la bandeja del horno con papel sulfurizado y se hornea unos 10-15 minutos en la parte alta del horno (no tanto como para la función de gratinar pero sí para que le toque el calor más directo). Deben quedar tostados y sin quemarse. 
A mi no me ha hecho falta girarlos, ya se hacían por ambos lados ellos solitos. Justo al salir del horno se salan un poco más para que no estén sosos y ¡voilà!

Para hacerlos aun mejores, se puede hacer una salsa picante con un poco de ketchup y tabasco o una salsa rosa o salsa brava, os aseguro que cuando empiezas ya no hay stop!


10 de junio de 2014

Bizcochitos Fruta&Fibra


Llevaba buscando una receta parecida a esta bastante tiempo, los bizcochitos 'All-Bran' me encantan desde que los probé hace algunos años.

Había cotilleado por internet varias veces para encontrar alguna idea o receta con que poder imitarlos, pero ninguna me acababa de convencer del todo. 

Ya tenía la idea de imitarlos a modo casero un poco olvidada cuando hace poco recibí un mail de Nika del blog DeNIKAtessen, que me decía que ella acababa de colgar una receta que ella misma había inventado basándose en esos bizcochitos de la marca ALL-BRAN, y que me escribía porque había visto un comentario mío en alguna página en que se hablaba de ello y por si me interesaba su receta. No tarde ni una tarde en hacerlos :P



Me ha hecho mucha ilusión recibir su mail y poder hacerlos en casa, y sobretodo con este resultado.
Los he hecho más de 5 veces en lo que va de mes, cambiando a cada vez algunos ingredientes y probando cosas diferentes. 
Me ciño bastante a su receta aunque al final he variado algunos gramajes, haciéndolo un poco más textura densa y húmeda.  

Si bien con esta receta el resultado no es perfectamente igual a la marca comercial, pero me atrevería a decir que es incluso mejor y muy parecido, y sin todos esos aditivos que llevan los reales.


Nika usa los mismos ingredientes principales de los bizcochitos All-Bran (salvado de trigo, puré de manzana, pasas, copos de avena, leche, canela...) pero reduciendo 1/3 de su contenido en azúcar (y por tanto, sus calorías totales) y con la misma fibra, además de que el resultado es más abizcochado y más esponjoso en su caso. 
Como a mi precisamente lo que me gusta de los comerciales es que tienen ese tacto tan denso, lo que he hecho con la receta de Nika ha sido incrementar el porcentaje de líquidos en frente a los sólidos (más puré de manzana y más yogur) y eso hace que no quede tan levado y sí un poco más compacto. Las dos opciones están buenísimas, y depende de lo que más os guste para hacer la una o la otra.


Pues nada, aquí la comparación de las tres recetas y mil y una gracias a Nika por haber pensado en mi y haberlo hecho posible!

Ingredientes: (Receta doblada para unos 6 bizcochitos)

BIZCOCHITOS ALL-BRAN FRUTA&FIBRA (comerciales)
BIZCOCHITOS DE NIKA
MIS BIZCOCHITOS
Cereales 30%
- salvado de trigo 12%
- harina de trigo 9%
- copos de avena 9%
Jarabe de glucosa-fructosa
Puré de manzana 12%
Aceite vegetal
Pasas sultanas 5,5% (humectante, glicerol)
Azúcar, Fibra de avena
Jarabe de azúcar parcialmente invertido, Dextrosa
Leche desnatada en polvo
Emulgentes E475, E472e, Lecitina de soja
Aroma de malta de cebada
Agente mejorante E500
Sal, aromas, almidón modificado, ácido málico, canela, estabilizante (goma guar), antioxidante (ácido ascórbico), niacina, hierro, vitamina B6, B2, B1, ácido fólico, B12.
80 gr de salvado de trigo
60 gr de copos de avena finos
40 gr de pasas sultanas
120 gr de compota de manzana sin endulzar
60 gr de yogur natural
60 ml de leche
45 ml de aceite de girasol
20 gr de melaza
80 gr de azúcar moreno
90 ml de agua
1,5 cdita. de extracto de vainilla
90 gr de harina de trigo común
1 cdita. rasa de canela molida
½ cdita de bicarbonato sódico
½ cdita de levadura química
Una pizca de sal
Decoración: (opcional)
2 cda. de copos de avena gruesos
2 cdita. de melaza diluida en agua
80 gr de salvado de trigo
60 gr de copos de avena finos*
60 gr de pasas sultanas*
170 gr de compota de manzana sin azúcar*
125 gr de yogur natural (una unidad)
30 ml de leche
50 ml de aceite vegetal
20 gr de melaza*
80 gr de azúcar moreno
90 ml de agua
1 cdita. de extracto de vainilla
100 gr de harina de trigo
1 cdita. de canela molida
½ cdita. de bicarbonato
½ cdita. de levadura
Una pizca de sal
Decoración:
Copos de avena gruesos*
1 cda. de melaza diluida en 2 cdas. de agua

*Aclaraciones:

- En el mercado hay dos tipos de copos de avena: los finos y los gruesos. El fino es mucho más soluble, se deshace y no es el grano entero, sino trocitos partidos e incompletos, por ello va mucho mejor para la masa; sería un ejemplo el que comercializa Mercadona de la marca Brüggen en caja de cartón. Los gruesos son más gordos, enteros y bien definidos y no se deshacen fácilmente, por lo que quedan mucho mejor como decoración; como los que comercializa la marca Diet en bolsas de plástico.

- Si las pasas son muy grandes, se pueden cortar por la mitad.

- La compota se puede comprar hecha o hacerla en casa. Se puede sustituir por mermelada de ciruela sin azúcar o manzana asada (comprada casera). Incluso si solo se tienen manzanas, se pueden cocer en el microondas lavadas, pinchadas y tapadas durante 3-5 minutos a máxima potencia hasta que estén muy blandas y echarlas a la masa tal cual, con piel y todo bien troceada, incluyendo el jugo que hayan soltado durante la cocción. Este último aportará más fibra gracias a la piel.

- La melaza se puede sustituir por miel, sirope de agave... El sabor final variará.

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 175ºC y forrar el molde cuadrados o de loaf. Al ser barritas, los bizcochitos no deben quedar muy altos por lo que se pueden usar dos moldes. 
  2. Bol MEDIANO: Mezclar el salvado de avena o trigo, los copos de avena finos y las pasas
  3. Bol PEQUEÑO: Batir la compota, el yogur, la leche, el aceite vegetal, la melaza, el azúcar, la vainilla y el agua. Añadir el resultado al bol mediano, mezclarlo y dejarlo reposando para que los cereales se hidraten.
  4. Bol GRANDE: Tamizar la harina, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal y mezclarlo. 
  5. Verter el bol mediano (ingredientes húmedos)  sobre el bol grande (ingredientes secos) y incorporarlo con una espátula o cuchara de madera, sin batir en exceso, solo hasta que se integre. 
  6. Repartir sobre los moldes y distribuir algunos copos de avena gruesos. Hornear durante 20-25 minutos hasta que esté cocido, pintarlo con la melaza diluida en agua al salir del horno, dejarlo reposar 5 minutos antes de desmoldarlo y cortarlo en porciones una vez frío. 
Aguanta bien 3-4 días en un recipiente hermético y también se puede congelar en porciones y descongelarlo según convenga:)

Llevan muchos ingredientes pero ¡son deliciosos!

FELIZ SEMANA^^