20 de marzo de 2014

Maceta comestible -o un Tiramisú diferente-


Este tiramisú es una de las recetas de las que estoy más orgullosa. Una de esas que de verdad te acuerdas porque aparte de todo el trabajo que le has dedicado has sorprendido a quién se la ha comido.

Las más de dos horas que le he dedicado se han esfumado en 2 minutos a cucharadas, pero a valido mucho la pena, el resultado es exquisito.


La maceta es lo que lo hace sorprendente pero lo que viene a ser el relleno, es el típico tiramisú: mascarpone, bizcochos de soletilla, café... Bueno, y otra cosa diferente que tiene es la capa de 'tierra' comestible de arriba, que es flipante. Queda crujiente, pero con algunos tropezones más blandos que se funden y es absolutamente brillante. Y las capas de mascarpone están separadas por discos de chocolate y ... En fin, todo el postre es un pecado original!

Si lo repitiera (que obviamente lo haré), no cambiaría casi nada. Una de las cosas que si variaría para ver otro resultado es el hacerlo en macetas pequeñas individuales, porque a no ser que te lo tomes con el estómago vacío, la maceta que he usado da para dos raciones, aunque por otro lado también es bonito compartirlo.
Por otro lado, el hecho de que la ración sea grande, hace que te tomes solo la parte de la crema con los discos de chocolate y la 'tierra', pero no te permite probar desde un principio la parte de los bizcochos de soletilla con café ya que queda reservada para los últimos bocados. Eso es bueno o malo, según gustos.


La receta es adaptada y he cambiado bastantes cosas (me ha dado para dos macetas, un vaso y un cuenco bajo, probando distintos formatos), pero la original y la idea la he sacado de Heston Blumenthal, un excelente chef inglés del que os recomiendo buscar vídeos en Youtube (si entendéis el inglés) en los que investiga y hace experimentos y recetas con chocolate (hace una tarta de chocolate y petacetas que tengo pendiente), huevos, queso...
Él lo llama 'Flowerpot tiramisú' es decir, Tiramisú en maceta, y lo hace en uno de sus programas británicos. Lo gracioso de todo esto es que como todo programa de TV manipulado y retocado él hace esta receta en menos de 3 minutos y yo me dije: 'Pues va, para postre este sábado, no parece difícil'. Compré las macetas el viernes y el sábado a las 10 de la mañana me puse.
Como siempre digo, de difícil tiene poco (más que un par de pasos que hay que cogerles el truco), pero lleva trabajo y bastante: hay que hacer los discos de chocolate y dejarlos enfriar (o comprarlos en alguna parte, y no se donde, ya hechos), hay que preparar la tierra, el aceite aromatizado, montar la nata antes de batir... Total, que el tiramisú no estuvo listo el sábado, sino el domingo del lío que estaba formando en la cocina. Son más que nada muchos pequeños procesos que hay que ir juntando y para ello mucho mejor tener cosas preparadas.

Pero a pesar de todo el trabajo, llena de orgullo ver las caras de la gente cuando lo ve (y lo come) y lo increíble que estaba. Es de esos de 'voy a coger una cucharadita más de aquí para igualarlo... ay espera, ahora de este otro lado que está más lleno...' Y así hasta que te das cuenta de que has pasado de la mitad... magnífico.

Bueno dejo de explicar mi vida y voy a ello:

Ingredientes (para dos macetas grandes y dos o tres vasos):
Para la tierra comestible:
  • Aceite de avellanas* (o en cualquier caso se puede usar aceite de girasol), para 200 ml:
    • 70 gr. de avellanas tostadas, sin la piel marrón
    • 250 ml. de aceite de girasol
  • Caramelo de chocolate:
    • 75 ml. de agua
    • 200 gr. de azúcar blanco
    • 90 gr. de chocolate negro (+60% mínimo)
  • Muesli caramelizado:
    • 50 gr. de muesli**
    • 20 gr. de azúcar moreno
  • 20 gr. de cacao
  • Una pizca de sal
Para los discos de chocolate:
  • 250 gr de chocolate fondant negro
Para la crema de mascarpone: 
  • 3 huevos
  • 70 gr. de azúcar blanco
  • 300 gr. de mascarpone
  • 200 ml. de nata para montar 35% M.G (MUY FRÍA) + 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 60 ml. de vino dulce (Moscatell o Marsala)
  • 2 gr. de hojas de gelatina (Más o menos una hoja y media)
Para los bizcochos de la base: 
  • 6 bizcochos de soletilla (o se pueden usar restos de bizcocho, magdalenas...)
  • 100 ml. de café fuerte
  • 90 ml. de vino dulce (Moscatell o Marsala)
  • 160 ml. de agua
Adicionales:
  • Hojas de menta, albahaca o otra planta para simular la maceta
  • Un poco de chocolate fondant negro para enganchar el tallo (puede ser del que sobre de hacer los discos)
*Podéis usarlo comprado, lo venden en algunas farmacias, herbolarios... Con la receta que propongo sobra bastante cantidad, se puede utilizar para aliñar ensaladas, aromatizar bizcochos, ¡lo que sea!
**Cualquiera de una de estas marcas comerciales. Como lo suelen vender acompañado de frutas, frutos secos o chocolate, yo compré uno nuevo de Hacendado que lleva cuadrados de chocolate y simplemente los he separado. Da buenos resultados. 

Preparación:
1.- El día anterior hacer el aceite aromatizado si es que lo usáis: 
  1. Triturar con la batidora, un procesador o una picadora el aceite y las avellanas hasta que más o menos esté integrado. 
  2. Dejarlo en un bol al baño maría durante 1 hora a fuego bajo, mezclando de vez en cuando. NO debe superar los 90ºC (Si tenéis termómetro genial, sino, no dejéis que salga nunca humo y dejarlo al mínimo fuego siempre). Si no se sube el fuego, no suele llegar.
  3. Retirarlo y dejarlo toda la noche sobre un colador fino con papel vegetal y encima de un bol. El aceite se irá filtrando y lo sólido de las almendras quedará arriba. 

2.- Primero de todo dejar preparados los discos de chocolate: Fundir al microondas los 250 gr.de chocolate, mezclando a cada 30 segundos para que no se queme. Poner un papel de horno sobre una bandeja grande (tipo la del horno), verter en el más o menos la mitad del chocolate y cubrirlo directamente con otra hoja de horno. Con cuidado, ir chafando con las manos para expandir el chocolate por toda la hoja hasta hacer una capa muy fina (tiene que ser fina para que al encontrarla en el centro del tiramisú pueda romperse con un golpe de cuchara, de lo contrario, no se romperá y tendremos que quitarla para comérnosla aparte). Meter la bandeja un mínimo de 10 minutos en la nevera y con 3 cortadores de diferentes tamaños (adaptados más o menos al molde o maceta que uséis) hacer una marca superficial con un cuchillo y luego repasarla del todo para separar los discos. Como más tiempo esté en la nevera más duro se habrá puesto y aunque se puede hacer, será más difícil de cortar, por eso es mejor hacerlo cuando aún está un poco blando. Reservarlos en la nevera. El chocolate endurecido sobrante se puede volver a fundir.
Los moldes que he usado para hacer los discos
3.- Para la tierra: 
  1. En una sartén poner los 200 gr de azúcar con los 75 ml de agua y hacer un caramelo. Cuando llegue a los 130-135ºC, se empieza a pierde toda el agua y se separa, se forman piedras duras que a este punto ya son irrompibles, por lo tanto, cuando el caramelo esté empezándose a secar (o sí tenéis termómetro, cuando llegue a los 128ºC aprox.), estar apunto para apartarlo del fuego y echarle los 90 gr de chocolate, mezclando con rapidez para 'teñir' el caramelo. [Tengo que decir que este paso lo he hecho dos veces hasta que he entendido la dinámica, pero al final ha salido]
  2. En otra sartén, colocar el muesli y el azúcar, esperar a que se caramelice y mezclar. 
  3. Mezclar el caramelo de chocolate con el muesli caramelizado, el cacao, una pizca de sal, y un chorrito de aceite a ojo, sin pasarse ya que luego se puede rectificar. Quedan unos grumos diferentes, algunos más brillantes, otros más opacos a causa del aceite y del cacao, añadir más aceite si es necesario. Reservar en la nevera.

4.- Para la crema de mascarpone: 
  1. Sacarla de la nevera 10 minutos antes de usarla y meterla en el congelador. Meter también el bol en el que la vayáis a montar.
  2. Verterla en ese bol y con la batidora de varillas empezar a montar a velocidad media. A medida que vaya ganando cuerpo, añadir las cucharadas sin dejar de batir. Si las varillas están limpias, la nata es de calidad y está muy fría, es cuestión de 3 minutos. 
  3. Batir con las varillas (limpias) los 3 huevos con el azúcar en otro bol hasta que blanqueen y doblen su volumen. 
  4. En un bol aparte, mezclar los 300 gr de mascarpone con la nata montada y el vino dulce con movimientos envolventes con una espátula para no perder aire.
  5. Dejar la gelatina en remojo (como indica el envase). Separar 3 cucharadas de la crema de mascarpone y calentarla al fuego para disolver en ella la gelatina. Una vez disuelta, añadir de nuevo a la crema.
  6. Añadir la crema de mascarpone a los huevos con azúcar en 3 tandas y con movimientos suaves. Reservarla en la nevera pero no por mucho tiempo ya que la gelatina cuajaría.  
5.- Para los bizcochos de soletilla de la base:
  1. Mezclar los 3 líquidos y empapar con él los bizcochos por delante y por detrás. Se puede congelar el líquido sobrante. 
6.- Para el montaje final:
  1. Colocar el disco pequeño en la base de la maceta para evitar que se escape nada.
  2. Encima colocar los bizcochos bien humedecidos, presionando para que queden compactos y formando una capa densa.
  3. Seguidamente, una buena capa de la crema de mascarpone.
  4. Otro disco.
  5. Otra capa de crema.
  6. Nuevamente un disco.
  7. Por último la crema y dejar solidificar en la nevera un mínimo de dos horas. 
  8. Colocar la tierra encima tapando todos los puntos de crema visibles. Hacer un hueco en el centro y colocar unas gotas de chocolate fundido y clavar en el la planta (o clavarla tal cual sin chocolate si el tallo es grueso). Dejar de nuevo en la nevera y listo para servir. 

Puedes tenerlo encima de la mesa durante toda la comida y al final sorprenderlos a todos cogiendo una cuchara y comiéndotelo. ¡Las caras de alucine seguro que de foto!

PD: El rey de la casa teniendo la cortesía de limpiar los restos de la maceta... 




17 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla de presentación Mireia! Un trampantojo de lujo total!!!! El sabor seguro que estaba pero el aspecto para días muy especiales!
    Mucha suerte con el concurso!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pam, y si, es tremendo... A ver que tal va!

      Eliminar
  2. Com mola la manera de presentar-ho Mireia!
    Tot i que tens raó que potser són grans, és molt original, i segur que sorprén a qui li serveixis, oi?
    I després, com és tan gran, el rei de la casa s'aprofita, jeje!

    Petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sempre fa el mateix, exigeix el que sap que es per ell! Merci Víctor! Son massa grans per una persona, però perfectes per compartir;!
      Un petó

      Eliminar
  3. Ideal!
    Esta si que es una receta de primavera, laboriosa, se entiende lo orgullosa que te sienes de tu creación.
    Enhorabuena, ahora se te puede llamar Green fingers, te salen brotes en cualquier estrato, ja, ja.
    Besitos y abrazos

    ResponderEliminar
  4. Vaya utilidad con las macetas ,nunca lo hubiera pensado ,receta currada ehhh ,me gusta la idea.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Lourdes, lleva trabajo pero merece la pena!
      Un besin

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Uuau que original!! Gracies per visitar el meu bloc. petons

    ResponderEliminar
  6. Uauuuu m'encanta!!! queda súper original i molt realista! una forma genial per a sorprendre als comensals, inclós el gosset!! un petó!

    ResponderEliminar
  7. Aquí ando descubriendo tu blog. Esta receta me parece muy original y creo que no tardaré en probar. Y esa foto final de "el rey de la casa" pone el broche de oro.
    Un saludo.
    Jaime
    http://elcociditodesiempre.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Menudo postre original!!! Me parece que sorprenderá a todos y lo mismo piensa más de uno que es una maceta que tiene que regar :) Por cierto, te invito a que participes en el reto que estoy haciendo desde mayo http://postresoriginales.com/reto-color-y-sabor-de-temporada/ No es obligatorio participar todos los meses y publicamos los 22 de cada mes :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Mireia, sabes... el tiramisú es mi postre favorito en el mundo mundial y esta versión tuya tan original me ha encantado. Un saludo, guapa!

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son indispensables para el blog, ¡mil gracias!
Podéis escribirme a mirecosti@gmail.com