16 de junio de 2017

Pimientos rellenos de boloñesa vegana


Ahí va otra receta sana y apta para tupper 💚.

Se hace rápido, la question es ponerse, y luego es deliciosa incluso recalentada.
Con estas cantidades da para casi dos pimientos (4 mitades rellenas) o si son muy grandes pues para 2-3 mitades.


Yo no la he gratinado, he usado levadura de cerveza que hace como de queso en sabor, pero si preferís lo podéis gratinar. Si no coméis queso, una buena opción es el queso vegano para rellenos que publiqué hace tiempo, o el mejor queso que he probado para fundir, de altramuces.



El verano pasado también publiqué una boloñesa vegana hecha de lentejas, esta vez para estos pimientos he hecho una de soja texturizada. El sabor de ambas es bastante parecido, sin embargo me gusta más la textura y la cremosidad de la de lentejas, aunque eso es questión de gustos. Así que si lo preferís podéis cambiar ésta boloñesa de soja por la otra, la tenéis aqui.

No los hago con bechamel porque me parecen muy empalagosos.


Ingredientes:
Para el sofrito:
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
1/3 de rama de apio
2 pimientos medianos (solo 1/2 para el sofrito)
2 vasos de tomate triturado (natural mejor)
Aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

100 gr. de soja texturizada pequeña
El 1 y 1/2 pimiento rojo (el resto del sofrito)
Queso vegano para gratinar o queso duro, levadura nutricional o lo que prefiráis


Elaboración:
Podéis hornear als mitades de pimiento unos 20 minutos a 175ºC antes de rellenarlas si os gusta el pimiento más cocido, yo no lo cuezo y lo meto crudo una vez relleno.

Hacer un sofrito con los vegetales añadiendo primero la cebolla y el ajo picados, el apio y el pimiento todo picado pequeño. Dejarlo pochando 20 minutos a fuego bajo.

Mientras, dejar la soja en remojo en agua caliente para que se hidrate. Con 5 minutos basta.

Salar el sofrito y luego añadir la soja colada, y después, el tomate triturado y dejar que reduzca hasta la mitad y quede una salsa espesa. En este punto yo le añado pimienta, orégano fresco y un toque de comino y levadura nutricional o de cerveza justo después de apagar el fuego.

Dejar enfriar el relleno y ya podréis rellenar los pimientos y ponerles el queso que queráis. Con 15 minutos a 180ºC y 5 más a gratinar, quedan perfectos.

Que os aproveche!😊

18 de mayo de 2017

Barritas sanas de chocolate y cacahuete


Hace algo así como dos meses que no escribo nada. Siempre pongo la misma excusa de falta de tiempo... lo sé.

A duras penas encuentro el momento para cocinar nuevas recetas o probar cosas guais, todavía menos para ponerme frente a la pantalla y escribirlas.


Entre estudiar y trabajar, tengo casi todos los días a full, y a la mínima que tengo un día de calma lo aprovecho para avanzar tareas atrasadas, hacer deporte o salir con los míos.
La vida es cuestión de prioridades, está claro. 

Y eso no significa que haya perdido el interés por blog. No tengo el mínimo interés en dejarlo. Es más, quiero continuar hasta el fin de mis días publicando recetas, si hace falta, de papillas.


Así que de vuelta a trabajo, os traigo unas barritas súper crunchis de chocolate y cacahuete que etiqueto como sanas y veganas (para variar...😋). Eso sí, tan sanas como energéticas.

La receta la he sacado de mi amado Arman, por tercera vez, después del exitazo de los banana cups y los muffins de falafel y boniato. Además se puede hacer versión sin gluten si los cereales son aptos.


Ingredientes (para 9 cuadraditos pequeños):
100 gr de chocolate negro sin azúcar (yo usé valor 70% con stevia)
100 gr. de mantequilla de cacahuete (yo la hago casera, con cacahuetes tostados y sin azúcar)
10 gr. de sirope de agave
30 gr. de aceite de coco
100 gr. de cereal crujiente (puede ser arroz hinchado o copos de trigo integral), podéis buscar versión sin gluten

Preparación:
Fundir al baño maría o al microondas a poco a poco el chocolate negro, con la mantequilla de cacahuete y el aceite de coco.

Una vez fundido y fuera del calor, añadir el sirope de ágave e incorporarlo.
Añadir los cereales y mezclar con una lengua hasta que estén todos impregnados.

Es posible que tengáis que añadir más para que os quede una masa más contacta, aunque yo en mi caso no lo hice. También va un poco a gustos...

Verter toda la mezcla en un molde de plástico o cristal con papel vegetal y dejar solidificar en la nevera. También le podéis dar un toque de congelador.


¡Veréis qué rico y qué saciante!👌

¡Espero que os guste!

Hasta la próxima, que espero que sea antes de dos meses 😉 BESOTE!

21 de marzo de 2017

Rocas de choco





Tengo pendiente de colgar esta receta des de hace por lo menos dos meses, cuando colgué la foto en instagram. Me está costando mucho seguir con el blog con la cantidad que cosas que tengo ahora mismo en marcha. 


Entre estudiar, trabajar, y vivir cuando puedo, poco tiempo me queda para pararme a mirar recetas, hacer pruebas para veganizar platos y meterme en la cocina, y aun menos para hacer el paripé de las fotos y ponerme a escribir entradas. Pero bueno, aquí estoy, a aprovechar estos minutos que tengo ahora!

Son las típicas rocas de choco y las hice para aprovechar unos restos de cereales que tenía hace tiempo y que nadie en casa come. Se hacen en un moemnto, no llevan nada de origen animal y encantan a todo el mundo. 


Además que son bocados relativamente sanos, un capricho saludable siempre que sea bajo control (bendito el que lo consiga...) ya que no llevan azúcar añadido más que el naturalemente presente, y lleva frut@s sec@s y el chocolate es del 85%, es decir, alta cantidad de cacao y baja cantidad de azúcar.


Son sencillisimas, muy versátiles (se les puede añadir lo que uno quiera, especias, hierbas, frutos...) y el resultado es realmente rico, en casa nos encanta tener un bocado dulce después de las comidas, sea un trocito de chocolate, algun postre casero, un caramelo o un puñado de pasas :P

Ingredientes: (para unas 16 rocas grandes)
200 g. de choco negro o 85%
20 gr. de aceite de coco
25 gr. de almendras troceadas (opcional)
40 gr. de pasas (opcional)
80-90 gr. de copos de cereales integrales

Preparación:
Fundir el chocolate negro con el aceite de coco al baño maría o al microondas, con cuidado.

Añadir los copos de cereales enteros al bol con el chocolate fundido completamente junto con las pasas, y las almendras troceadas (pueden ser crudas o tostadas).

Con una esatula empezar a mezclar con movimientos envolventes hasta que todos los cereales estén completamente impregnados de chocolate.
Dejar atemperar 5-10 minutos, para que el chocolate espese y sea más fácil de manipular. Si la mezcla está demasiado líquida se le pueden añadir más cereales, o de lo contrario, más chocolate fundido.


Con la ayuda de una cuchara, empezar a hacer montoncitos sobre una bandeja con papel sulfurizado. Dejar solisificar en la nevera durante 20 minutos. ¡ROCAS LISTAS!

Un placer volver a leer vuestros comentarios. ¡Gracias por las visitas!

22 de febrero de 2017

Carrot cake vegano

 

Hacía muschisima que no preparaba un carrot cake, y con lo que me gustan... Yo era la tipica que pensaba 'pastel de zanahoria?! Pero si la zanahoria es para las ensaladas... 😖'

Hasta que no lo probé en Irlanda al cabo de unos años no me dí cuenta de lo que me perdía. Y luego lo publiqué aquí... Un todo señor pastel, con cobertura 'frosting' de queso y todo.


Así que hace unos días ví este en el blog de Isabel, y solo leer los ingredientes y ver las fotos super que iba a hacerlo. ¡¡Isabel eres una bendita artista!!

Lo mejor es que lo he veganizado - llamadme obsesa - porque ahora me da por veganizar todo lo que veo, y el resultado ha sido fantástico.


He sustituído huevos por plátano (que tienen más o menos el mismo efecto), la miel por ágave y las nueces por almendras (porque mi hermao es alérgico a las nueces, aunque creo que queda mucho mejor que con almendras..).

Queda un bizcocho súper rico de miga suelta y con un sabor a zanahoria, coco y plátano muy tropical.


Ingredientes:
para la cobertura de zanahoria:
300 gr. de zanahoria (peso una vez rallada)
50 gr. de coco rallado
50 gr. de panela molida (o azúcar moreno de caña integral)
4 cdas. de sirope de agave

para el pastel:
220 gr. de zanahoria (peso una vez rallada)
125 gr. de almendra molida (puede ser molida casera)
130 gr. de panela molida o azúcar moreno de caña integral.
3 plátanos medianos maduros
75 ml. de AOVE
Una pizca de sal, canela en polvo y nuez moscada
175 gr. de harina de trigo (puede ser integral)
1 cda. de levadura

Preparación:
Para rallar la zanahoria, yo lo he hecho con termomix, 5 segundos a velocidad 4.

Forrar un molde redondo con papel vegetal y engrasar los lados con spray desmoldante o aceite. Mezclar todos los ingredientes de la cobertura y con esa mezcla hacer una capa en la base del molde, presionando para que quede fijo.

Precalentar el horno a 180ºC.

Para el pastel mezclar la zanahoria rallada (se puede rallar también con TMX),  con la almendra molida y el azúcar o panela.

Añadir los 3 plátanos chafados a tenedor (que no queden muchos grumos), integrar y luego añadir el aceite. Por último añadir la harina tamizada con la levadura, una pizca de sal, un poco de canela y de nuez moscada.


Verter la mezcla en el molde y hornear 25-30 minutos, controlando la cocción.

Y ya está listo. Se puede conservar hasta 3 días en un recipiente hermético. Queda delicioso y con la cobertura de zanahoria se hace distinto al típico 'cheese cream'.

Y como siempre... ¡Gracias por llegar hasta aquí! Un besito enorme guap@s 💚

8 de febrero de 2017

Raw cookies de avena y cacahuete


No se porqué ultimamente me cuesta muchísimo encontrar momentos para publicar, tengo tantas cosas en marcha cada día que no doy abasto.

Ya a duras penas tengo tiempo para hacer recetas más elaboradas (bendito tiempo libre de verano...) y mis comidas son bastante más sencillas, los que me seguís en Instagram lo sabéis 😊


La receta original es de la página de Coffee and Brunch Bcn, os recomiendo la visita porqué hay muchas recomendaciones sobre dónde comer en Barcelona y mola mucho! Yo le he quitado la miel (y os aseguro que está bastante dulce como tal), he cambiado el coco rallado por la harina de almendra y he hecho cantidad para 6 galletas.


Estas cookies sin hornear son energéticas, sanas y saciantes, y se hacen en un plis, ¡ya veréís como encantan! Además yo le he puesto nueces pero se le puede poner cualquier fruto seco y son perfectas:)

Ingredientes: (para 6 unidades)
80 gr. de mantequilla de cacahuete (puede ser casera)
40 gr. de aceite de coco derretido
70 gr. de copos de avena
50 gr. de nueces partidas a trozos
25 gr. de harina de almendra (se puede usar coco rallado)
Opcional: 1 cda. de sirope de ágave o miel (no es necesario)


Preparación:
Engrasar los moldes de magdalena con spray desmoldante o con aceite.

Fundir al fuego en un cazo el aceite de coco con la mantequilla de cacahuete hasta el completo.

Añadir la avena e incorporar. Apagar el fuego. Añadir las nueces y la harina de almendras. Si está muy denso se puede añadir un poco más de mezcla de aceite de coco y mantequilla de cacahuete.

Colocar una cuharada grande en cada molde de magdalena, presionando con una cuchara para que la masa coja bien la forma y dejar que solidifique en la nevera al menos 2 horas.

Se pueden desmoldar con la ayuda de un cuchillo repasando los bordes.

Aguantan perfectamente 3-4 días en el frigorífico.

Espero que os gusten, son rápidas y son un buen recurso para media mañana o para la merienda 👌

13 de enero de 2017

Seitán casero


Siempre he pensado que hacer seitan llebaba tiempo un buen tiempo de amasado y una elaboración más costosa y por eso he estado tiempo posponiendo la receta. Yo pensando que era como hacer pan... pero no!!


Realmente se trata de una elaboración super fácil y súper rápida, por decir que en question de 3 minutos desde que pesas los ingredientes, ya está la bola hecha! Lo único que toma tiempo es su cocción.


Está simplemente buenísimo, a la plancha con un poco de sal, al horno con una buena marinada de soja y mostaza... Hay mil recetas, ya colgaré alguna 😋

El único inconveniente es que el gluten no se encuentra en todos lados (internet siempre es una ocpión más sencilla) y que tampoco es un producto barato. Pero mucho más económico que comprar el seitán ya hecho, eso seguro!!


No he sacado esta receta de ningún sitio en particular, es un mix de varias recetas que he ido viendo y después de hacerlo tres veces en dos semanas (doblando cada vez la cantidad, que se me quedaba corto😋), lo he adaptado a mi gusto. Si no lo habéis probado, hacedlo, la textura es muy carnosa y el sabor es muy peculiar.

Ingredientes:
1 vaso de gluten de trigo*
1 cda. de levadura nutricional o de cerveza
1 cdas. de pan rallado
2 cdas. de salsa de soja
1 cda. de miso blanco
1 vaso de agua

Para la cocción:
un chorrito de soja
laurel
tomillo o romero frecos
Orégano seco (opcional)
1 cda. de miso blanco (opcional)

* usar la misma medida de vaso de gluten que de agua.

Preparación:
Poner los ingredientes secos en un bol grande mezclados. Verter el agua y mezclar con una espatula, veréis que el gluten la abosorve en seguida, en un minuto se hará una bola perfecta.

Si queda suelta, con un chorrito más de agua lo arreglais. Es extremadamente fácil, no hay excusa.

Poner una olla con agua a hervir con los ingredientes para la cocción y la bola dentro. Tiene que hervir 40-45 minutos a fuego medio, pero cada uno pilla su punto.


Luego se deja enfriar fuera del agua y se corta al gusto. Se puede comer así directamente en ensaladas, hacer guisos, salteados, se puede marinar y cocinar al horno... Tiene mil aplicaciones, incluso se pueden hacer burguers.

¡Mil gracias y buen provecho!