19 de octubre de 2014

Bizcocho de naranja entera y AIG 2014

Diseño de Freepik y adaptado por Delia Carballo

¡Este año se celebra el Amigo Invisible Gastronómico por séptima vez! La verdad es que es una pasada como una iniciativa entre conocidos termina siendo algo multitudinario a nivel nacional.
Este año lo vuelve a organizar Jess, de Decogalletas, al igual que el año pasado y es que después de la pasada experiencia, ¡apetece repetir!

Es el primer año que participo y aunque a duras penas tengo tiempo para publicar algo (han pasado más de 2 semanas desde mi última publicación) me hace mucha ilusión formar parte de esto.

Para los nuevos como yo no hay mucho que contar, se trata de un amigo invisible normal y corriente solo que entre blogueros y blogueras. Por sorteo te toca alguno de los blogs también se ha apuntado y tienes el deber de hacerle tres regalos: algo del ámbito gastronómico hecho por ti, un regalo que hayas comprado (también relacionado con el mundillo) y un regalo algo más personal (una carta, una postal, algún detalle...).

Teóricamente debería haber publicado esta entrada hace una semana, pero ya os digo: prácticas de cocina por un lado, prácticas de carnet de conducir por otro, trabajos del grado por entregar y otros mil quehaceres y compromisos... Y me pongo a escribir esto a la 1:50 de la mañana al recibir el correo de Jess señalándome mi amigo invisible.

Mi obligación para facilitar el trabajo a quién me haga el regalo es señalar un poco mis gustos, mis preferencias o lo que realmente me gusta o deja de gustar.
Pues es bastante fácil: Adoro los libros de cocina y los de repostería, sobretodo estos últimos y disfruto con casi cualquier tipo. Me contento con moldes de cakes, moldes de bombones, utensilios, ingredientes, herramientas... Cualquier cosa útil. Lo único que no me entusiasma nada es el fondant y todo lo que rodea el mundo del diseño de este tipo de pasteles de fiesta.
De comer y para cocinar me gusta casi todo, sería mucha muchísima muchisisisisima casualidad que me regalaran algo que desprecio.
Casi prefiero afirmar que el mundo dulce me tira más pero no tengo ningún problema con todo lo demás. Yo creo que quedaré agradecida con cualquier cosa.
En mi entrada sobre el premio Best Blog escribí bastante información sobre mí, por si cabe cotillear algo más.

Así que dicho esto cambio de tema.

Sí, así anda mi calendario en lo que andamos de octubre. No paro un solo día...
Este es el MEJOR bizcocho de naranja que he probado yo y todos los que han pasado por aquí. Es ultra jugoso, nada denso, aireado, la miga se rompe y se deshace en la boca, ¡literal!

No exagero si os digo que en dos semanas igual lo he hecho 5 veces y a cada cual mejor. Y tiene una particularidad que es que se hace con una naranja entera. ENTERA. Ni ralladura ni zumo. Entera.

Brillos de chocolate

Las primeras veces la hacía con la Thermomix y es de un recetario de estos casi arcaicos de las primera THX, pero se puede hacer modo manual y ahorro ensuciar el vaso.

He hecho algunas pruebas y cambios que ya específico. Si tenéis una naranja a mano y algo para batir solo os hace falta 15 minutos.

Sufriendo por no rebañar esas gotas con el dedo y manchar la camara jajaja

Ingredientes:
  • 1 naranja (o 3 mandarinas pequeñas)
  • 1 huevo y 2 yemas (o 2 huevos y una yema) como os sea más cómodo. No hay diferencia en el resultado
  • 250 gr. de azúcar
  • 1 yogur natural normal
  • 100 gr. de aceite de girasol
  • 220 gr. de harina
  • 2,5 cditas. de levadura química
  • Chocolate a cantidad para cubrir (yo uso una tableta de 150 gr. entera)
Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC. 

Cortar la naranja (o mandarinas) a trozos, bien limpia y CON LA PIEL. Toda entera. Triturarla junto con el azúcar y los huevos (con el Túrmix, una batidora, la THX, lo que sea...).

Añadir el yogur y el aceite y batir de nuevo.

Por último añadir la harina, la sal y la levadura y dar un último batido. 


Hornearlo entre 35-45 minutos, dependiendo del molde.
Yo he hecho varias pruebas: molde loaf cake (el alargado), molde redondo y molde angel food (que es el de las fotos), y éste último ha sido el mejor para mí, pero es indiferente. Con éste me tarda 45 minutos, con los otros unos 35-40, se trata de ir pinchándolo hasta que salga limpio.

El chocolate se endurece...

MUY IMPORTANTE: desmoldarlo frío porque con lo tierno que es se rompe a la mínima cuando aún está caliente. Doy fe de errores. No preguntéis como lo sé, por algo será...

Una vez frío (o no...) cubrirlo con el chocolate fundido. A mí me gusta poner solo chocolate porque luego se endurece y queda una costra dura. Si os gusta que quede semi-líquido o fundente podéis ponerle crema de leche y algo de mantequilla.

Yo tampoco entiendo esa aureola ahí en medio :P

Mucha suerte con vuestros regalos a los que participáis y muchos besitos a todos;)^^

4 de octubre de 2014

Islay Loaf (Bizcocho Islay) [vegetariano]


Tal cual vi esta receta en el blog de Miriam, fui a la cocina a comprobar si lo tenía todo y me puse manos a la obra.

En poco más de una hora ya le estaba haciendo las fotos y enviándole un comentario por si podía colgarla en mi blog. Ella me respondió encantada que no había problema alguno. Gracias guapa!


Es un bizcocho clásico escocés de pasas. Se cocina desde hace cientos de años debido a que al no llevar huevos ni casi nada de mantequilla podían permitírselo las clases menos adineradas partiendo de los 4 ingredientes básicos: agua, azúcar, harina y pasas.

Por tanto es vegetariano: no lleva lácteos, ni grasas animales, ni huevos. Y es genial para un buen desayuno invernal con un té o un café.

Ella ha sacado la receta de Traditional Scottish Cookery, de Margaret Fairlie


Ingredientes:

  • 300 ml. de agua
  • 185 gr. de azúcar moreno
  • 185 gr. de pasas
  • 1 cda. de miel
  • 1 cda. margarina (o mantequilla en su defecto)
  • 315 gr. de harina
  • 50 gr. de nueces
  • 1 cda. de mezcla de especias*
*Mixed spice: Se venden ya preparados pero se puede hacer casero mezclando 2 partes de canela por una de pimienta rosa y otra de nuez moscada. (Yo además le he añadido una pizca de jengibre y dos clavos molidos. 


Preparación
:
Calentar en un cazo al fuego los 5 primeros ingredientes. Dejarlo reposar 10-15 minutos para que se hidraten las pasas. 

Precalentar el horno a 180ºC y sacar la bandeja mientras esté encendido. 

Tamizar la harina, añadirle las nueces y las especias. 


Juntar líquidos con sólidos y verter en un molde de loaf (el típico de bizcocho alargado).

Ponerlo al horno en la bandeja que tendréis fuera. Esto es un truco para que la suela del bizcocho no quede excesivamente dura: al poner la bandeja fría tarda más en llegar el calor directo a la base del bizcocho y no se 'tuesta' tanto.

Dejarlo entre 50 minutos y 1 hora.


No digáis que no está tirado, os lo recomiendo fervientemente.

28 de septiembre de 2014

Galletas de roquefort, dátiles y bacon



 No tengo nada de tiempo así que esta vez soy breve.

Por fin septiembre y volvemos con la segunda temporada de el ASALTABLOGS!

Esta receta es mi receta 'asaltada' del blog de Raquel, Churretes de chocolate. Hacía tiempo que seguía su blog y siempre me ha gustado, seguro que muchos ya la conoceréis, intrépida, entusiasmada y amante de lo dulce.

21 de septiembre de 2014

Pastel de espinacas y queso feta


Con esta receta participo al reto Color y sabor de temporada de Pilar de Postres Orginales. Hacía un par de meses que no me apuntaba así que en septiembre ya toca. 

Hoy empiezo el curso de nuevo así que vuelvo a la rutina. Probablemente signifique también menos tiempo para publicar, pero como siempre, se hará lo que se pueda y quién hace lo que puede no está obligado a más jejej
 
Pilar proponía el ingrediente salado: espinacas; y el dulce: melón. 


Como el melón me parece menos versátil, he escogido las espinacas y he hecho este pastel típico de Grecia llamado Spanakopita, en google encontraréis distintas versiones. 
Los ingredientes son muy parecidos al de los Boreks, pero en lugar de en forma de barritas o fingers, en forma de pastel. 

Receta adaptada de El libro de cocina. Blume.

Ingredientes:
  • Un paquete de masa FILO o 10 láminas como mínimo
  • 200 gr de queso feta desmenuzado
  • 900 gr de espinacas frescas limpias cortadas en juliana
  • 4 huevos batidos
  • 3 cebollas tiernas picadas
  • 90 gr de mantequilla fundida
  • Pimienta recién molida
  • Eneldo picado o seco
  • Perejil picado o seco
  • Aceite de oliva


Elaboración:
Sofreír las cebollas tiernas sin dorarlas. Añadir las espinacas muy bien escurridas y rehogarlas 7-10 minutos.

Agregar las hierbas aromáticas y seguir cocinando 15 minutos. Apagar el fuego y colarlo, presionando para que escurra el agua.

Pasarlo a un bol y añadir los huevos batidos, el queso, y sazonar la mezcla.

Precalentar el horno a 170ºC.

Untar un molde con mantequilla y colocar una lámina de pasta filo.

Pintar la lámina con más mantequilla fundida y repetir la operación hasta usar la mitad de la masa, presionando bien en los lados siguiendo la forma del molde.

Extender encima la mezcla de espinacas y cubrir con una lámina de pasta filo. Pintarla con mantequilla y hacer lo mismo hasta gastar todas las hojas, acabar pintando la última capa con la mantequilla restante.

Hornear 1 hora o hasta que esté bien dorado y haya cuajado.

Servir caliente o templado y cortado a cuadritos.  



Y hasta aquí llego hoy. Mucha suerte para los que empiezan hoy la ‘uni’, los que empezaron la semana pasada, los que trabajáis (¡por suerte!) y lo que no^^
Un besaco;)

09 10