21 de marzo de 2017

Rocas de choco





Tengo pendiente de colgar esta receta des de hace por lo menos dos meses, cuando colgué la foto en instagram. Me está costando mucho seguir con el blog con la cantidad que cosas que tengo ahora mismo en marcha. 


Entre estudiar, trabajar, y vivir cuando puedo, poco tiempo me queda para pararme a mirar recetas, hacer pruebas para veganizar platos y meterme en la cocina, y aun menos para hacer el paripé de las fotos y ponerme a escribir entradas. Pero bueno, aquí estoy, a aprovechar estos minutos que tengo ahora!

Son las típicas rocas de choco y las hice para aprovechar unos restos de cereales que tenía hace tiempo y que nadie en casa come. Se hacen en un moemnto, no llevan nada de origen animal y encantan a todo el mundo. 


Además que son bocados relativamente sanos, un capricho saludable siempre que sea bajo control (bendito el que lo consiga...) ya que no llevan azúcar añadido más que el naturalemente presente, y lleva frut@s sec@s y el chocolate es del 85%, es decir, alta cantidad de cacao y baja cantidad de azúcar.


Son sencillisimas, muy versátiles (se les puede añadir lo que uno quiera, especias, hierbas, frutos...) y el resultado es realmente rico, en casa nos encanta tener un bocado dulce después de las comidas, sea un trocito de chocolate, algun postre casero, un caramelo o un puñado de pasas :P

Ingredientes: (para unas 16 rocas grandes)
200 g. de choco negro o 85%
20 gr. de aceite de coco
25 gr. de almendras troceadas (opcional)
40 gr. de pasas (opcional)
80-90 gr. de copos de cereales integrales

Preparación:
Fundir el chocolate negro con el aceite de coco al baño maría o al microondas, con cuidado.

Añadir los copos de cereales enteros al bol con el chocolate fundido completamente junto con las pasas, y las almendras troceadas (pueden ser crudas o tostadas).

Con una esatula empezar a mezclar con movimientos envolventes hasta que todos los cereales estén completamente impregnados de chocolate.
Dejar atemperar 5-10 minutos, para que el chocolate espese y sea más fácil de manipular. Si la mezcla está demasiado líquida se le pueden añadir más cereales, o de lo contrario, más chocolate fundido.


Con la ayuda de una cuchara, empezar a hacer montoncitos sobre una bandeja con papel sulfurizado. Dejar solisificar en la nevera durante 20 minutos. ¡ROCAS LISTAS!

Un placer volver a leer vuestros comentarios. ¡Gracias por las visitas!

20 comentarios:

  1. Me encantan las rocas de chocolate. Yo las he preparado unas cuantas veces variando los frutos secos, se preparan muy fácilmente y están irresistibles.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Uff lo difícil es no abusar, cuesta no caer en la tentación de uno mas... la por eso no hago mucho este tipo de dulces porque son una perdición, tan sencillos, tan buenos.. seguro que aguantan poco en casa somos unos golosos de cuidado. Que buenas rocas has preparado.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mire, te entiendo cuando dices que andas sin tiempo para el blog... a mi también me pasa últimamente. Éstas rocas de choco tienen un aspecto magnífico y, como tu familia, a nosotros también nos gusta algo dulce después de las comidas... pero solo lo hacemos el sábado y el domingo, el resto de la semana intentamos evitarlo. Me ha encantado la idea, y es muy fácil de hacer tal y cómo lo describes, así que tendré que usar unos restos de copos que también andan dando tumbos por mi despensa. Besos linda.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mireia!! Recuerdo muy bien cuando vi tus rocas en Instagram y te dije que yo también hacía estas maravillas! Hay que ver lo sencillas que son y lo ricas que quedan mmm! Yo lo malo que no puedo parar jaja! Te han quedado divinas. Un besote fuerte! Me alegro de que hayas encontrado un huequito para publicar 😊😘😘

    ResponderEliminar
  5. Hola, Mireia, vengo de parte de Marina, me ha encantado esta receta, ahora seguiré echando un vistazo al resto del blog. Una receta, por cierto que tengo muchas ganas de hacer desde hace tiempo y nunca he encontrado la ocasión. A ver si con esta receta tan rica soy capaz de hacerla del tirón sin pensar mucho. Por cierto no sé si será fácil encontrar el aceite de coco aquí en Cádiz. En caso que no lo encuentre quizá en Madrid lo pueda comprar. Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué buenas, también las hago pero no sé por qué lo dejo siempre para Navidad, perome apetecen mucho!!un beso

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Mireia!! La verdad es que yo tampoco sé controlarme con respecto al dulce, y el cuerpo me pide chocolate siempre, ja, ja, pero bueno, últimamente me estoy portando bastante bien y pasan hasta tres y cuatro día sin probarlo. Pero bueno, ante estas ricas rocas, te aseguro que no me controlo y no pararía hasta que no quedara ni una. Bueno, estas rocas son saciantes, es lo bueno que tiene hacer este tipo de dulces caseros, que la calidad de los ingredientes hace que te sacies antes, así que creo que esta vez con la mitad de ellos tendría bastante, je, je. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Los días de fiesta con la peque nos encanta preparar rocas de chocolate y con aceite de coco me encanta su textura!
    Hay tiempo para cada cosa, lo más importante es disfrutar del día a día y lo demás ya se va viendo!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. ¡Ánimo Mireia! En nada está aquí el verano y tendrás vacaciones. Mientras tanto vendremos cuando puedas publicar a disfrutar de tus deliciosas recetas. Estas rocas me han encantado ¡tengo que hacerlas yo también!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Mireia a veces hacemos más de lo que podemos, es lo que nos pasa a las mentes inquietas como las nuestras, jejeje... pero no nos pesa si luego nos están esperando unas delicias tan crujientes y ricas como estas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Nunca hice rocas y como me han gustado estas tuyas, te han quedado divinas, es verlas y me muero por ellas, vaya bocado tan rico te ha quedado...Bess

    ResponderEliminar
  12. Mireia, pues sí que andas liada, al menos que te quede tiempo para vivir jajaja eso es lo importante, y si puede ser vivir comiendo estas estupendas rocas de chocolate, que las encuentro irresistibles

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. Boníssims! Jo sovint en faig amb restos de coses que tinc per casa...la cosa és fer-los durar i no menjar-t'els tots de cop!
    Clara

    ResponderEliminar
  14. Hola Mireia ¡me encantan!, hace tiempo que no las hago, pero incluso he llegado a congelarlas y así tenerlas 'a mano', para esos días que necesito ¡ ¡chocolatearme!.
    Has hecho un riquísimo bocado.
    Besitos guapísima.
    Sil

    ResponderEliminar
  15. a parte de ser un dulce buenisimo!! son muy sanasss, me encantan todos los ingredientes que lleva! besos

    ResponderEliminar
  16. que ricas¡¡¡ las probaré con tus ingredientes haber que tal¡¡.
    besos crisylura

    ResponderEliminar
  17. Mi niña, tus rocas de chocolate se salen de la normalidad ¡vaya buenísimas que tienen que estar!
    Llevan sorpresa con los copos y las pasas, además de las típicas almendras, en fin, que lo que has hecho tiene que estar para chuparse los dedos.
    Ya tomo nota para sorprender un día a los míos.
    Cariños y feliz semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  18. Hola Mireia, el eterno problema, la falta de tiempo, estamos en circunstancias muy similares. Planificamos el tiempo, organizamos la agenda, al final deseamos que el día tenga 48 horas. Bueno, hablemos de tu receta, tiene un aspecto genial, el chocolate me encanta. Feliz semana, bstes.

    ResponderEliminar
  19. Madre mía Mireia menudas pinta tienen estas rocas de chocolate y, por si fuera poco, además son saludables.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  20. M'encanten aquestes receptes fàcils, resultones i boníssimes, m'has deixat amb una salivera!! un petonàs!

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son indispensables para el blog, ¡mil gracias!
Podéis escribirme a mirecosti@gmail.com